> HISTORIA Y GEOGRAFIA NIVEL MEDIO: REVOLUCIÓN RUSA 1917-1922

Bienvenidos!

¡Bienvenidos!

Este blog es un espacio diseñado para los alumnos del nivel medio. Aquí encontrarán programas, contenidos y actividades de la asignatura Historia y Geografía. También podrán acceder a distintos recursos, diarios, películas, videos, textos, música y otros que contextualizan los temas desarrollados en clase.

Prof. Federico Cantó

miércoles, 2 de abril de 2014

REVOLUCIÓN RUSA 1917-1922


 Revolución Rusa.

A fines del siglo XIX, el imperio ruso había entrado en un proceso de declinación que se agudizó tras la derrota de los ejércitos del zar en la guerra ruso - japonesa de 1905, y la revolución que ese año intentó acabar con el absolutismo zarista.

En 1914 estalló la primera Guerra Mundial y Rusia ingresó al conflicto, el Zar Nicolás II movilizó un ejército de  14.000.000 de rusos. El gobierno logró unificar a la población  y la oposición quedo momentáneamente neutralizada. Sin embargo, las derrotas militares renovaron el hambre y el descontento. Los enormes sufrimientos impuestos al pueblo, la ineptitud de los oficiales y el pésimo manejo de la economía provocaron el estallido de la revolución. El 23 de febrero la población de Petrogrado, capital del imperio ruso (San Petersburgo), se moviliza en una manifestación bajo la consigna  “Paz y Pan”. El 25 estalla una huelga general que se extiende a otras ciudades. El 26 se amotinan varios cuarteles porque los soldados se niegan a enfrentar a los huelguistas. Nicolás II se encontraba en el frente de combate y sin apoyos es forzado a abdicar en marzo de 1917. Concluyen con él trescientos años de la dinastía Romanov.

Tras su renuncia se estableció un gobierno provisional republicano. Sin embargo, el derrocamiento de la autocracia no fue suficiente: en los meses que siguieron, la situación política continuó siendo tensa porque el nuevo gobierno no escucho los reclamos de la población en favor de la terminación de la guerra y por la implantación de profundas reformas sociales. La jefatura del gobierno fue asumida por un socialista, Alexander Kerenski, quien intenta imponer una democracia burguesa con el apoyo de los mencheviques, socialistas moderados, pero éste se mostró impotente ante las exigencias de profundizar la revolución.

En septiembre un golpe de estado llevado a cabo por militares intentó derribar al gobierno republicano. Los soldados y los obreros de Petrogrado, capital rusa, frenaron a los golpistas y demostraron que el gobierno no era capaz de sostenerse por sí mismo. Había otro poder en Rusia: el poder de los soviets, agrupaciones de obreros que se habían organizado durante la revolución de 1905 y que luego se extendieron a otras ciudades industriales. En 1917 se formaron soviets de obreros, soldados y campesinos. Estas organizaciones populares, constituidas al margen de cualquier autoridad fueron el motor de la revolución. En los soviets convivían distintas tendencias políticas. Una de ellas, los bolcheviques (mayoría), dirigida por Lenin y Trotski, representaban un grupo con un programa socialista radicalizado. Su consigna era “todo el poder a los soviets”.

Los bolcheviques, apoyados en los soviets, impulsaron una nueva revolución: el 7 de noviembre de 1917 (octubre, según el antiguo calendario ruso) desplazaron al gobierno de Kerenski e instalaron, por primera vez en la historia, un estado comunista. El gobierno quedó en manos de un “Consejo de comisarios del pueblo”, cuyo presidente era Lenin.
Los soviets proclamaron la constitución de la República Soviética. Lenin llamó a elecciones, repartió tierras y eliminó la propiedad privada. Uno de los primeros objetivos del gobierno fue conseguir la paz con Alemania a cualquier precio y para ello suscribió el tratado de Brest – litovsk , lo que significó la retirada de Rusia de la guerra.
Sin embargo, la instauración de un estado obrero que eliminó el poder de los aristócratas, los burgueses y los terratenientes desató una guerra civil en la que, junto con los antiguos poderosos de Rusia, intervinieron las potencias capitalistas, para las que el triunfo del comunismo significaba una amenaza. La coalición anticomunista (los ejércitos blancos) se enfrentó a las fuerzas del gobierno comunista agrupadas en el “ejército rojo” organizado por el dirigente León Trotski.

Para enfrentar a los invasores, los comunistas buscaron la solidaridad internacional de las organizaciones de izquierda de todo el mundo y en el interior de Rusia impusieron “el comunismo de guerra”, que consistía en una enérgica centralización del poder. Destacamentos de obreros armados recorrían los campos y obligaban a los campesinos a entregar las cosechas necesarias para combatir el hambre y abastecer al ejército rojo. En 1921 la guerra civil terminó con la derrota de los ejércitos blancos. Los aliados renunciaron a la lucha y la revolución se consolidó.

Actividad:

1) Analizá las imágenes y los epígrafes.
2) Utilizá el texto leído para realizar una descripción del contexto histórico de cada imagen.

3) Establecé un orden cronológico de las imágenes.

Alexander kerenski

Soldados rusos caidos en el frente oriental


Ejérctio rojo

Lenin en un desfile de Moscú, 1919

 León Trotsky inspecciona las tropas del Ejército Rojo, 1921.


Manifestación de mujeres pidiendo “Pan y Paz”

Zar Nicolás II