> HISTORIA Y GEOGRAFIA NIVEL MEDIO: 2014

Bienvenidos!

¡Bienvenidos!

Este blog es un espacio diseñado para los alumnos del nivel medio. Aquí encontrarán programas, contenidos y actividades de la asignatura Historia y Geografía. También podrán acceder a distintos recursos, diarios, películas, videos, textos, música y otros que contextualizan los temas desarrollados en clase.

Prof. Federico Cantó

domingo, 28 de diciembre de 2014

EL PATRÓN ORO


Se llamó “patrón oro” al sistema monetario que permitía convertir las monedas de todos los países por cantidades predeterminadas de oro. La adopción generalizada del “patrón oro" estuvo relacionada con el enorme aumento de la producción de bienes y la ampliación del comercio internacional que originó la Revolución industrial y el desarrollo de la industrialización.

La adopción del "patrón oro" facilitaba las transacciones financieras y comerciales internacionales y, al mismo tiempo, mantenía la estabilidad de los tipos de cambio y la estabilidad monetaria del país. El primer país que adoptó el “patrón oro" fue Gran Bretaña, en 18l6; en 1873 fue adoptado por los Estados Unidos y en 1900 por casi todos los demás países. 

El oro funcionó entonces como una divisa de validez universal (una divisa es el medio de pago con el que se paga a los acreedores extranjeros). El “patrón oro" usado como medio de cambio entre monedas distintas permitía a cualquier país adquirir cualquier moneda a valores estables. Esta mecánica en el sistema de pagos internacionales pudo funcionar —aunque con algunas dificultades— hasta la Primera Guerra Mundial.

Durante y después del conflicto bélico, los países europeos involucrados en el conflicto, en la práctica, abandonaron el “patrón oro”,ya que este regulador del sistema monetario no resistió la presión que generaba la financiación de los gastos originados por la guerra y la posguerra. Con excepción de los Estados Unidos, luego de la guerra, la mayoría de los países europeos recurrieron a la emisión de papel moneda sin respaldo alguno (que fue uno de los factores que incidieron en la voraz inflación que afectó a Europa en general y aAlemania,Austria y Hungría en particular).

Mientras estuvo vigente el patrón oro, la moneda de referencia para la conversión era la moneda de Gran Bretaña —la libra ester|ina—, hecho que ponía de manifiesto la supremacía inglesa en el mercado capitalista internacional. Rápidamente, en los años posteriores a 1920, el dólar estadounidense —en correspondencia con el predominio económico de los Estados Unidos que comenzaba a consolidarse por entonces— se transformó en la moneda de referencia para las transacciones financieras y comerciales internacionales.



jueves, 25 de diciembre de 2014

REVOLUCION INDUSTRIAL


OLEADAS REVOLUCIONARIAS 1820-1830-1848

Las oleadas revolucionarias. 1820-1830-1848.


   Entre 1815 y 1848 estallaron en Europa tres oleadas liberales revolucionarias. La primera comienza en 1820 y alcanzó a España, Grecia, Portugal, el Reino de las Dos Sicilias y el Reino de Cerdeña en forma simultánea a la finalización del proceso de independencia de las colonias hispanoamericanas. En general, las insurrecciones fueron llevadas a cabo por pequeños grupos liberales radicalizados con escaso apoyo de los sectores populares. 

En España, los liberales constitucionalistas forzaron a Fernando VII a aceptar una constitución liberal. Sin embargo, luego de tres años de régimen constitucional, el rey de España recuperó el control pleno con la ayuda de las potencias absolutistas de la Santa Alianza. En Portugal y el Reino de las Dos Sicilias, los revolucionarios lograron la sanción de constituciones liberales. Pero la intervención militar de Austria y Francia en ayuda de los monarcas absolutos afectados —de acuerdo con lo establecido en el Tratado de la Santa Alianza— derrotó a los gobiernos revolu­cionarios.

Una excepción fue el caso de la revolución griega, que tras largos años de lucha contra el Imperio Turco, logró independizarse. A partir de 1821 comenzó la guerra de liberación griega del Imperio turco-otomano, en la que fue decisiva la intervención de la Santa Alianza. Gran Bretaña, Francia y Rusia vencieron a los turcos, declararon la soberanía nacional de Grecia y, luego de derrotar al movimiento liberal griego, favorecieron el establecimiento de una monarquía absoluta. Como consecuencia de las diferencias entre Rusia y Austria sobre la "cuestión de Oriente", la Santa Alianza se disolvió.
Mapa de las revoluciones liberares de 1820
Durante estos años, los grupos liberales y nacionalistas fueron perseguidos y encarcelados en casi toda Europa, y sus periódicos sufrieron la censura o la clausura. Muchos opositores se agruparon en sociedades secretas.

La segunda oleada revolucionaria comenzó en 1830 e incluyó a Francia, Bélgica, Polonia, regiones de Italia y Alemania, España y Portugal. Estas revoluciones tomaron como modelo a la revolución francesa de 1789. Las revoluciones de 1830 dividieron a Europa en dos regiones. Al oeste del río Rhin, los liberales moderados derrotaron a los absolutismos. Al este del Rhin, en cambio, todas las revoluciones fueron reprimidas y la situación se mantuvo como antes de 1830. En estos países, la mayor parte de la población estaba compuesta por campesinos que todavía vivían sometidos a una organización económica de tipo feudal.

Mapa de oleadas revolucionarias de 1830
En Francia, la revolución de julio de 1830 terminó con la monarquía absoluta. La antigua dinastía de los borbones nunca más volvió al poder y durante los siguientes dieciocho años el país fue gobernado por una monarquía constitucional con un régimen de sufragio restringido. El nuevo rey, Luis Felipe de Orleans, contó con el apoyo de la gran burguesía, formada por los ricos hombres de negocios. Mientras tanto, un abismo separaba lo que se llamó “el país legal”, es decir un reducido grupo de ciudadanos que gozaban del derecho de votar, del “país real”, donde la mayoría de los habitantes estaban excluidos del derecho a voto.

Las principales consecuencias de la oleada revolucionaria de 1830 fueron, por una parte, la pérdida definitiva del poder de la aristocracia que pasa a manos de la burguesía en Europa occidental, y, por otra parte, la progresiva  separación de los liberales en dos grupos los radicales (burquesía media y baja) y los moderados (burguesía alta y media alta),  que habían actuado en conjunto frente a las monarquías absolutas.
Mapa de las oleadas revolucionarias de 1848
Las revoluciones de 1848 comenzaron con el estallido revolucionario de Paris, cuyo eco se propagó con tal rapidez que en pocas semanas fueron depuestos los gobiernos de Francia y de los actuales países de Italia, Alemania, Austria, Hungría y Polonia. Esta oleada revolucionaria se la conoce como “primavera de los pueblos”.

En Francia, una insurrección popular derrocó en febrero de 1848 a la monarquía constitucional de Luis Felipe de Orleans y estableció una república. El gobierno se formó con una alianza entre la burguesía media y los sectores populares urbanos. Pero estos últimos no se sintieron satisfechos y protagonizaron una segunda revolución sin el apoyo de los burgueses.

La revuelta fue derrotada y a fines de 1848 Luis Bonaparte, sobrino de Napoleón fue elegido presidente de la república. El nuevo gobernante concentro cada vez más poder y en 1851 disolvió la asamblea y se proclamó emperador como Napoleón III.

En el resto de Europa, las revoluciones  contra los poderes absolutos se sucedieron a lo largo de 1848-1849. Sin embargo, pocos meses más tarde, los regímenes derrocados volvieron al poder. Una de las novedades de ésta última oleada revolucionaria fue el creciente papel que desarrollaron los obreros industriales, que comenzaron a organizarse en agrupaciones independientes y a formar sindicatos.

Las tres oleadas revolucionarias combinaron reivindicaciones liberales – por las libertades individuales, la igualdad de las personas y el sufragio universal masculino – con otras reivindicaciones de tipo nacionalista. Estas últimas reclamaban por la em de los pueblos oprimidos por los grandes estados, como los griegos  en el imperio turco, los polacos en el Imperio Ruso o los irlandeses en Gran Bretaña. El nacionalismo tuvo peso también en aquellos lugares donde no existía una nación unificada bajo un Estado, como eran los casos de Italia y Alemania, fragmentados en varios reinos independientes. Las reivindicaciones liberales y nacionales aparecieron  con frecuencia estrechamente unidas en varios países.

Actividad: Las oleadas revolucionarias. 1820-1830-1848.

1) Identificá las diferencias que existieron entre las tres oleadas revolucionarias.
2) Describí los nuevos grupos sociales que se mencionan en estas oleadas.
3) Identificá las reivindicaciones de los grupos: 
a) Liberales
b) Nacionalistas.



UNIFICACIÓN DE ITALIA


La unificación de Italia 

Antes de la formación de un Estado nacional unificado, el actual territorio de Italia se encontraba dividido en varios Estados. Los más importantes eran el Reino de Piamonte y Cerdeña, en el norte; los Estados Vaticanos pertenecientes al Papado, en el centro; y el Reino de Nápoles y las Dos Sicilias, un dominio patrimonial de la rama española de la familia Borbón, en el sur. Existían también tres ducados independientes (Toscana, Parma y Módena) gobernados por integrantes de la dinastía de los Habsburgo austríacos. Además, una parte importante de los territorios del noreste —Venecia y Lombardía, entre otros— se encontraban bajo el dominio de Austria. 

Hacia mediados del siglo XIX, la burguesía industrial piamontesa se convirtió en el principal impulsor de la creación de un Estado italiano nacional unificado, proyecto que contó con el decidido apoyo del rey de Piamonte,Víctor Manuel II, y su primer ministro liberal Camilo Cavour. En 1859, Piamonte entró en guerra con Austria y, con el apoyo de Francia, la derrotó. Piamonte incorporó Lombardía pero Austria conservó Venecia. 
MAPA DEL PROCESO DE UNIFICACIÓN DE ITALIA
En 1860, el político nacionalista Giuseppe Garibaldi organizó una expedición militar, conocida como "los mil camisas rojas", derrotó a las tropas españolas y disolvió el Reino de Nápoles y de las Dos Sicilias. Ese mismo año, luego de la realización de plebiscitos,Toscana, Parma, Módena y una parte de los Estados Vaticanos también se incorporaron al nuevo Estado. 

En 1861 ,Víctor Manuel 11 fue proclamado rey de Italia y la ciudad de Roma capital del nuevo reino. El Papa se opuso a la unificación. En 1866, como resultado de la alianza de Piamonte con Prusia contra Austria, Italia obtuvo la incorporación de Venecia. En 1867, el Papa llamó a los católicos a no intervenir en los asuntos públicos. Con el apoyo de Prusia, en 1870 las tropas italianas ocuparon el Vaticano y el Papa se consideró prisionero. Finalmente, en 1871 un plebiscito confirmó a Roma como capital del Reino de Italia. El conflicto con el Papado se mantuvo hasta 1929. 

miércoles, 24 de diciembre de 2014

UNIFICACIÓN ALEMANA

Antes de la formación de un estado nacional unificado, el actual territorio de Alemania se encontraba dividido en en más de 30 pequeños Estados. Entre ellos Austria y Prusia eran los más destacados por su desarrollo económico y político. El territorio de los Austria estaba habitado por diferentes grupos étnicos: serbios, croatas, húngaros y eslavos; y gobernado por una monarquía autoritaria centralizada. Mantener unificado el territorio le produjo a la monarquía graves dificultades financieras al tratar de sofocar las reiteradas rebeliones nacionalistas. 

Prusia, a diferencia de Austria, hacia mediados del siglo XIX se había convertido en el centro industrial de la región y su desarrollo económico era muy intenso. En 1835, la burguesía industrial prusiana aliada con los terratenientes (Junkers) lograron eliminar las aduanas entre los estados alemanes logrando la unificación aduanera (zollverein). Este fue el primer paso que condujo a la unificación alemana.

Las diferencias entre Prusia y Alemania dificultaron este proceso. Prusia pretendía la creación de una "Pequeña Alemania" que incluyera solo los estados del norte. Por su parte, la monarquía Austríaca pretendía la formación de una "Gran Alemania" que incluyera todos los territorios del norte y del sur en una Confederación política que estuviera bajo su dirección.
mapa del proceso de unificacion alemana


El enfrentamiento derivó en un conflicto armado donde Prusia resulto vencedora en 1866. El rey prusiano Guillermo I y su primer ministro Otto Von Bismarck crearon la Confederación Alemana del Norte bajo el control prusiano. En 1870 entraron en guerra con Francia buscando evitar una alianza entre Francia y Austria. La victoria prusiana les permitió incorporar los territorios de Alsacia y Lorena, ricos en carbón y hierro que pertenenían a Francia. En 1867, Austria y Hungría unificaron su monarquía respetando los poderes político de cada reino.
En 1871, el gobierno alemán proclamo la creación del imperio o II Reich.

Fuente: Adaptación del texto de Alonso et al. Historia, El mundo contemporáneo, Atlas histórico, Aique, 1999.

lunes, 29 de septiembre de 2014

EL TERRORISMO DE ESTADO CON TIC

ENS Nº4 ESTANISLAO ZEBALLOS.


TRABAJO PRÁCTICO: El Terrorismo de Estado en Argentina.

Asignatura: Historia V
Curso: 5º5ª
Profesor: Federico Cantó
Fecha de entrega: 6/10/14
Modalidad: Grupal (2 a 3 integrantes)


Propuesta de trabajo:

El abordaje al tema Terrorismo de Estado está estructurado en dos secuencias.

1ª Secuencia: Salida didáctica al Parque de la Memoria. 1/10/14

a) Actividades a realizar durante la visita guiada.
  1. Relevamiento fotográfico de esculturas y monumento.
  2. Recopilación de información sobre las obras. (nombres, artistas, descripciones)
  3. Selección de un cartel del grupo escultórico "Carteles de la Memoria".
  4. Registro fotográfico del cartel seleccionado y transcripción del epígrafe que lo acompaña.
2º Secuencia: Trabajo Colaborativo integrando TIC

b) Actividades:
  1. Ingresar al enlace: PLANTILLA ESCULTURAS Y GRUPOS.
  2. Seleccionar  una escultura para analizar y reservarla completando la celda adyacente con el nombre y apellido de los integrantes del grupo.
  3. Ingresar al enlace en la celda "Presentación" para comenzar a editar la presentación colaborativa.
  4. Completar las diapositivas  respetando las consignas establecidas en cada una de ellas.Utilizar las"pautas para hacer una presentación"compartida en el grupo.
Diapositivas.: Cantidad, 11 aproximadamente, puede variar en caso de considerarlo necesario, previa consulta con el docente.
  • Diapositiva 1: Portada, (tema,curso,docente, integrantes,)
  • Diapositiva 2:  Imagen, nombre y autor de la escultura seleccionada.
  • Diapositiva 3: Características de la obra (materiales, forma, descripción)
  • Diapositiva 4: Impresiones personales sobre la obra (significación, ideas asociadas, sensaciones, reflexiones, juicio de valor)
  • Diapositiva 5: Imagen del "cartel" seleccionado del conjunto escultórico:Carteles de la Memoria.
  • Diapositiva 6: Imagen o transcripción del epígrafe del cartel.
  • Diapositivas 7,8,9: Desarrollo de los resultados de una investigación sobre el tema propuesto en el "cartel". Debe incluir una imágen relacionada con el tema.
  • Diapositiva 10: Conclusiones sobre el tema.
  • Diapositiva 11. Conclusiones sobre la visita.
5. Publicar el enlace en el grupo de facebook.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN:
Entrega en fecha.
Respeto de las consignas y pautas para una presentación.
Pertinencia de la información.
Redacción clara, coherente, sin errores de ortografía.
Creatividad y originalidad.


CONSTITUCIÓN DE 1853

La Constitución Nacional

El Congreso constituyente, fue inaugurado en la ciudad de Santa Fe, sin representación porteña, el 20 de noviembre de 1852. En esa ocasión, Justo José de Urquiza, designado por el acuerdo de San Nicolás, Director Provisional, con amplios poderes, sostuvo que debía hablarse de fórmulas conciliadoras, y no de ideas incompatibles, y que esas ideas de unidad deberían dejarse asentadas en una Constitución que evite la anarquía y el despotismo. A ambas posturas antagónicas, calificó de “monstruos que devoran a los pueblos”. El primero llenándolo de sangre y el segundo de vergüenza.

Tomando como antecedente el libro de Juan Bautista Alberdi “Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina” y los textos constitucionales que la precedieron (constituciones de 1819 y 1826) tanto a nivel nacional como internacional (Constitución de Estados Unidos) y el Pacto Federal de 1831, se redactó el Anteproyecto de Constitución con el aporte decisivo de los diputados Benjamín Gorostiaga y Juan María Gutiérrez.

La Constitución fue sancionada el 1 de mayo de 1853, y promulgada por Urquiza el 25 de mayo de ese mismo año. En su contenido se distinguen rasgos liberales,  se estableció que el gobierno sería representativo, republicano y federal. El federalismo que adoptó fue moderado ya que reconoció la autonomía de las provincias pero también otorgaba gran influencia sobre las provincias al  poder central. El poder legislativo se determinó como bicameral, con una cámara de diputados electos proporcionalmente según cantidad de población; y una cámara de senadores donde establece una relación fija de representantes por cada provincia.

El poder ejecutivo es unipersonal ejercido bajo el cargo de presidente quien es elegido por un colegio electoral y sin posibilidad de reelección. Por su parte se establece el poder judicial, independiente de los otros poderes.

La intransigencia religiosa generó amplios debates luego de los cuales quedó establecido el catolicismo como religión oficial pero se garantizó la libertad de culto.

Con respecto a las provincias establecía que  las constituciones provinciales deberían tener aprobación del gobierno nacional y, los gobiernos provinciales, podían ser juzgados por el Congreso Nacional.

El gobierno nacional tenía el poder para suspender las garantías constitucionales por medio del estado de sitio e intervenir las provincias.

Por otra parte, se declaró a la ciudad de Buenos Aires como sede de las autoridades nacionales y se nacionaliza la aduana, fuente de ingresos del Estado Nacional.
Se aseguraba el ejercicio de las libertades individuales (de prensa, de tránsito, de actividad económica, y se aseguró la libre navegación de los ríos. En su preámbulo convocaba a habitar nuestro suelo a todos los hombres de distintas nacionalidades, concediéndoles derechos civiles.







ACUERDO DE SAN NICOLAS

En 1851, el gobernador de Entre Ríos, Justo José de Urquiza, aceptó la renuncia de Rosas y la provincia reasumió  la conducción de sus relaciones exteriores en los que se conoce como “el pronunciamiento de Urquiza.”

La base del enfrentamiento con Buenos Aires era económico. Entre Ríos reclamaba la libre navegación de los ríos Paraná y Uruguay que le permitiría exportar su producción agropecuaria con el exterior sin la necesidad de pasar por Buenos Aires. La negativa de Buenos Aires impulsó a Urquiza a establecer alianzas internacionales para conseguir el apoyo necesario para enfrentar a Rosas.

Urquiza alistó sus tropas en el llamado Ejército Grande, alianza entre Brasil, Uruguay, Corrientes y Entre Ríos, y avanzó hacia Buenos Aires. El 3 de febrero de 1852 Rosas fue derrotado en la batalla de Cepeda y se embarcó rumbo a Inglaterra donde permaneció hasta su muerte.

La caída de Rosas lejos de señalar el fin de los enfrentamientos entre las provincias los hizo más visibles. Urquiza era visto con desconfianza por Buenos Aires. A su llegada a la ciudad Urquiza buscó aliados políticos, sin embargo se encontró que los rosistas y antirosistas porteños se habían unido y expresaban su rechazo al avance del interior.
Urquiza nombró en el gobierno de Buenos Aires a Vicente Lopez y Planes y convocó a los gobernadores de todas las provincias para firmar un acuerdo en San Nicolas de los arroyos el 31 de mayo de 1852.

Actividad: Analizá los fragmentos del Acuerdo de San Nicolás y determiná.
                      1)      Objetivo del acuerdo.
                      2)      Aspectos económicos que aborda.
                      3)      Situación en la que pone a Buenos Aires y las provincias.
                      4)      Atribuciones otorgadas a Urquiza.

Acuerdo de San Nicolás de los Arroyos
Fuente: Asambleas Constituyentes Argentinas, T. IV, p. 308

Teniendo por objeto acercar el día de la reunión de un Congreso General que con arreglo a los tratados existentes y al voto unánime de todos los pueblos de la República, ha de sancionar la Constitución política que regularice las relaciones que deben existir entre todos los pueblos argentinos como pertenecientes a una misma familia, que establezca y defina los altos poderes nacionales y afiance el orden y prosperidad interior y la respetabilidad exterior de la Nación.

3. - …queda establecido que los artículos de producción o fabricación nacional o extranjera así como los ganados de toda especie que pasen por el territorio de una provincia a otra serán libres de los derechos llamados de tránsito....
5. - Siendo todas las provincias iguales en derechos como miembros de la Nación, queda establecido que el Congreso Constituyente se formará con dos diputados por cada provincia.
9. - Queda a cargo del Encargado de las Relaciones Exteriores de la Confederación, el proveer a los gastos de viáticos y dietas de los diputados.
11. - La convocación del Congreso se hará para la ciudad de Santa Fe, hasta que, reunido e instalado, él mismo determine el lugar de su residencia.
12. - Sancionada la constitución y las leyes orgánicas que fueren necesarias para ponerla en práctica- será comunicada por el Presidente del Congreso al Encargado de las Relaciones Exteriores de la Confederación y éste la promulgará inmediatamente como Ley de la Nación, …
15. … queda acordado que el Excmo. Señor General Don Justo José de Urquiza, en el carácter de general en jefe de los ejércitos de la Confederación, …
19. Para sufragar los gastos que demande la administración de los negocios nacionales declarados en este Acuerdo, las provincias aportarán proporcionalmente con el producto de sus aduanas exteriores hasta la instalación de las autoridades constitucionales…


Dado en San Nicolás de los Arroyos a los treinta y un días del mes de mayo del año mil ochocientos cincuenta y dos.

domingo, 28 de septiembre de 2014

TERRORISMO DE ESTADO EN ARGENTINA

La década del ´70 en la Argentina estuvo signada por violencia política. Sus raíces podemos encontrarlas en la situación creada por el golpe de 1955 que derrocó al presidente Perón. Desde entonces se mantuvo proscrito al movimiento justicialista impidiendo la expresión política de las masas populares y un amplio espectro del movimiento sindical argentino. 



Por su parte, el Estado, lideró acciones violentas, incluídos los fusilamientos sumarios, desde el `55 contra toda facción que expresase inclinaciones populares contrarias al nuevo orden. Frente a la imposibilidad de encontrar una salida política, algunos grupos peronistas y de la izquierda , influenciados por ideales revolucionarios que encontraban como única alternativa para acceder poder el uso la fuerza, comenzaron a desplegar un accionar cada vez más violento


Hacia 1960, se implementó el plan Conintes, que permitía a las Fuerzas Armadas actuar en asuntos internos que antes estaban en la órbita de la policía, brazo armado de la justicia. Esta situación se institucionalizó mediante un cuerpo legal represivo integrado por leyes penales comunes y militares de competencia federal, provincial y municipal, que se entregó discrecionalmente en manos de oficiales de las Fuerzas Armadas para su aplicación, sin posible remedio, recurso o controlador. 


Frente a la violencia del Estado, algunos grupos fueron radicalizando sus acciones. La respuesta del Estado fue cada vez más violenta y más sombría. Bajo el gobierno interino de Lastiri, en 1973, el entonces ministro de Bienestar Social, José López Rega, creo la Alianza Anticomunista Argentina (conocida como la " Triple A") .Un grupo paramilitar integrado por policías, militares y grupos de inteligencia que actuaban desde el subsuelo del ministerio. Su orientación ideológica era de extrema derecha. Sus prácticas se basaban en el asesinato de artistas, intelectuales, estudiantes, historiadores,  sindicalistas y políticos de izquierda . Sus métodos de acción buscaron instalar el terror mediante las amenazas, las ejecuciones sumarias y la desaparición forzada de personas durante la década.

La reacción de los grupos opositores más extremos fue el pase a la clandestinidad y la respuesta al terrorismo de Estado fue la guerra de guerrillas. El golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 estableció la dictadura más sangrienta de nuestra historia. El terrorismo de Estado se orquestó como parte del Plan Condor, el plan de coordinación de operaciones entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América (Chile, Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia) con el apoyo de la CIA de Estados Unidos.

Se plasmó en una organización clandestina internacional para la práctica del terrorismo de Estado y tuvo como resultado el asesinato y desaparición de decenas de miles de opositores a las mencionadas dictaduras. 

Ver Actividades:




jueves, 25 de septiembre de 2014

EL EJERCITO GRANDE

Tratado celebrado entre Corrientes, Entre Ríos, Brasil y Uruguay contra Rosas
FuenteAsambleas Constituyentes Argentinas, Tomo VI, 2° parte, pág. 451.
Art. 1° Los estados aliados declaran solemnemente que no pretenden hacer la guerra a la Confederación Argentina, ni coartar de cualquier modo que sea la plena libertad de sus pueblos, en el ejercicio de los derechos soberanos que deriven de sus leyes y pactos o de la independencia perfecta de su nación. Por el contrario, el objeto único, a que los estados aliados se dirigen, es libertar al pueblo argentino de la opresión que sufre bajo la dominación tiránica del gobernador don Juan Manuel de Rosas y auxiliarlo para que, organizado en la forma regular que juzgue más conveniente a sus intereses, a su paz y amistad con los estados vecinos, pueda constituirse sólidamente, estableciendo con ellos las relaciones políticas y de buena vecindad, de que tanto necesitan, para su progreso y engrandecimiento reciproco.
Art. 2° En virtud de la declaración precedente, los estados de Entre Ríos y Corrientes tomarán la iniciativa de las operaciones de la guerra, constituyéndose parte principal en ella, y el imperio del Brasil y la República Oriental obrarán en cuanto lo permita el breve y mejor éxito del fin a que todos se dirigen como meros auxiliares.
Art. 3° Como consecuencia de la estipulación precedente, su excelencia el señor general Urquiza, gobernador de Entre Ríos, en su calidad de general en jefe del ejército entrerriano-correntino, se obliga a pasar el Paraná lo más antes que posible fuere, a fin de operar contra el gobernador don Juan Manuel de Rosas con todas las fuerzas que pudiere disponer y los contingentes de los estados aliados que se ponen a su disposición.
Art. 4° Estos contingentes serán: Por parte de su majestad el emperador del Brasil, una división compuesta de tres mil hombres de infantería, un regimiento de caballería y dos baterías de artillería bien provistas de guarnición, animales y todo el material necesario.
Art. 6° Para poner a los estados de Entre Ríos y Corrientes en situación de sufragar los gastos extraordinarios que tendrán que hacer con el movimiento de su ejército, su majestad el emperador del Brasil les proveerá en calidad de préstamo, la suma mensual de cien mil patacones por el término de cuatro meses, contados desde la fecha en que dichos estados ratificaren el presente convenio, o durante el tiempo que transcurriesen, hasta la desaparición del gobierno del general Rosas, si este suceso tuviese lugar antes del vencimiento de aquel plazo. Esta suma se realizará por medio de letras libradas sobre el Tesoro Nacional a ocho días vista, y entregadas mensualmente por el ministro plenipotenciario del Brasil al agente de su excelencia el señor gobernador de Entre Ríos.
Art. 7° Su excelencia el señor gobernador de Entre Ríos se obliga a obtener del Gobierno que suceda inmediatamente al del general Rosas el reconocimiento de aquel empréstito como deuda de la Confederación Argentina, y que efectúe su pronto pago con el interés del seis por ciento al año. En el caso no probable de que esto no pueda obtenerse, la deuda quedará a cargo de los estados de Entre Ríos y Corrientes, y para garantía de su pago con los intereses estipulados, sus excelencias los señores gobernadores de Entre Ríos y Corrientes hipotecan desde ya las rentas y los terrenos de propiedad pública de los referidos estados.
Art. 12° Su excelencia el señor presidente de la República Oriental del Uruguay contribuirá, por su parte, con todos los recursos de que pudiere disponer, a más de la fuerza mencionada en el artículo 4° y suministrará de su parque de artillería todas las municiones de guerra que le fueren pedidas por su excelencia el señor Urquiza.
Art. 14° La estipulación contenida en el artículo 18° del convenio del 29 de mayo continúa en vigor. Y a más de eso, los gobiernos de Entre Ríos y Corrientes se comprometen a emplear toda su influencia cerca del gobierno que se organizare en la Confederación Argentina, para que este acuerde y consienta la libre navegación del Paraná y de los demás afluentes del Río de la Plata, no sólo para los buques pertenecientes a los Estados aliados, sino también para los de todos los otros ribereños que se presten a la misma libertad de la navegación, en aquella parte de los mencionados ríos que les perteneciere. Queda entendido, que si el Gobierno de la Confederación y los de los otros Estados ribereños no quisieren admitir esa libre navegación, en la parte que les corresponda, ni convenir en los ajustes necesarios para ese fin, los estados de Entre Ríos y Corrientes la mantendrán en favor de los estados aliados, y con ellos solamente tratarán de establecer los reglamentos precisos para la policía y seguridad de la dicha navegación.
Art. 18° Las condiciones de la paz serán ajustadas entre los jefes de las fuerzas aliadas, solicitándose para su ejecución la aprobación de los gobiernos respectivos, o de sus representantes debidamente autorizados.
Art. 20° El gobierno de la República del Paraguay será invitado a entrar en alianza, enviándosele un ejemplar del presente convenio y si así lo hiciere, conviniendo en las disposiciones arriba enumeradas, deberá tomar la parte que le corresponda de cooperación para el fin de la dicha alianza.
Art. 21° Este convenio se conservará secreto hasta que se consiga su objeto: su ratificación será canjeada en la Corte de Río de Janeiro en el plazo de treinta días, si no pudiere antes.
En testimonio de lo que, nos, los abajo firmados, plenipotenciarios de los estados de Entre Ríos y Corrientes, de su majestad el emperador del Brasil y de S.E. el señor presidente de la República Oriental del Uruguay, en virtud de nuestros plenos poderes, firmamos el presente convenio con nuestras manos y le hicimos poner el sello de nuestras armas.
Fecho en la ciudad de Montevideo, a los veintiún días de noviembre del año del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, 1851.
Diógenes J. de Urquiza - Honorio Hernieto Carneiro Leao - Manuel Herrera y Obes
Artículo adicional relativo al artículo sexto del convenio firmado a los veintiún días del corriente mes, por los plenipotenciarios abajo firmados:
Articulo único: Se ha convenido en que, atendiendo a la brevedad del tiempo y a la urgente necesidad de comenzar las operaciones de guerra, el plenipotenciario de su majestad el emperador del Brasil, realizará la primera entrega mensual de cien mil patacones del empréstito estipulado en el articulo sexto del mencionado convenio, entregando las respectivas letras inmediatamente después de la ratificación por parte del gobierno de la República Oriental de Uruguay: quedando así alterado en esta cláusula dicho artículo y subsistente en todas las otras.
El presente artículo adicional tendrá la misma fuerza y valor, como si fuese ingerido en el convenio de 21 de noviembre corriente.
Fecho en la ciudad de Montevideo, a los veinte y cinco días del mes de noviembre del año del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, de mil ochocientos cincuenta y uno.
21 de Noviembre de 1851

domingo, 21 de septiembre de 2014

DESARROLLO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

DESARROLLO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Sin previa declaración de guerra, el 1 de septiembre de 1939 la Wehrmacht (fuerza armada alemana) puso en práctica la estrategia de la blitzkrieg, o “guerra relámpago”, con el objetivo de invadir Polonia. El día 28 del mismo mes el ejército polaco capitulaba y Polonia dejaba de existir al ser repartida entre Alemania y la Unión Soviética, de acuerdo con el pacto previo firmado entre estas dos naciones.
DISCURSO DE HITLER EN NUREMBERG, 1934

Ante este hecho, que significaba la invasión nazi a uno de los países no alemanes de Europa oriental, las potencias aliadas de Polonia —Gran Bretaña y Francia— tuvieron que responder de manera inmediata a la agresión de Hitler y, al día siguiente de la entrada de las tropas alemanas en suelo polaco (2 de septiembre de 1939), emitieron la declaración de guerra que el Führer parecía estar buscando. Se había iniciado la Segunda Guerra Mundial.

Formación de las potencias del eje: En tanto que Alemania lograba sus rápidos triunfos en Europa, Mussolini, líder del estado fascista italiano, decidía entrar en la contienda en favor de Alemania. El día 10 de junio de 1940, Italia declaraba la guerra a Francia, cuando esta nación se encontraba prácticamente derrotada. Una vez roto el pacto que Italia tenía con Francia y con Inglaterra, Hitler busco establecer una alianza con Mussolini, quien estuvo dispuesto a renunciar a sus intereses respecto al territorio austriaco, cediendo a Alemania la oportunidad de obtenerlo a cambio de que Hitler le diera el dominio exclusivo sobre el Mediterráneo. A esta alianza, creada con el objetivo común de luchar en contra del comunismo, se unió después, en septiembre de 1940, Japón al firmar con Alemania el Pacto Antikomintern (contra el comunismo internacional)

Formación del bloque de los aliados: El  7 de diciembre de 1940, la aviación japonesa atacaba con éxito la flota de Estados Unidos que se encontraba anclada en Pearl Harbor, en las islas Hawái; esta acción japonesa dio al presidente Roosevelt la oportunidad que estaba esperando para que el Congreso aprobara la intervención de Estados Unidos en la guerra. Solidarizándose con Japón, Alemania e Italia, declararon la guerra a Estados Unidos el día 11 de diciembre, cuatro días después del ataque a Pearl Harbor; de esta manera estaba más que justificada la entrada en la guerra para los estadounidenses; después de esto todos los gobiernos del continente americano, con excepción de Argentina que lo haría más tarde, hicieron causa común con Estados Unidos, en la Conferencia Panamericana celebrada en Río de Janeiro, Brasil, en enero de 1942. Ese mismo mes, veintisiete naciones, incluidas las tres grandes potencias: Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética, que había roto el pacto con Alemania, se integraban en una alianza contra el Eje a la que Roosevelt dio el nombre de Naciones Unidas.

Cada una de ellas se comprometía a utilizar todos los recursos para derrotar al Eje y a no aceptar nunca una paz por separado. De tal forma quedaban integrados plenamente los dos bloques contrarios: el bloque de los Aliados, formado por Inglaterra, la Unión Soviética y Estados Unidos (Francia había quedado temporalmente fuera de la contienda) y el bloque del Eje, integrado por Alemania, Italia y Japón. El primero manifestaba una aplastante superioridad en caso de que la guerra se prolongase, aunque todavía a mediados de 1942 la supremacía de las Potencias del Eje era un hecho innegable.

Tres frentes de guerra: A partir de diciembre de 1941 se efectuaron tres guerras, en forma casi independiente aunque incluidas en una sola guerra total:
1) en las llanuras de Rusia, entre los alemanes y el ejército soviético; 2) en el océano Pacífico, donde se enfrentaron estadounidenses y japoneses; y 3) en el océano Atlántico, el mar Mediterráneo y el norte de África, donde ingleses y estadounidenses combatían contra Alemania e Italia. Para los Aliados, el objetivo principal consistió en acelerar la derrota de Alemania, la nación más peligrosa de las Potencias del Eje, aun cuando tuvieran que retrasar la derrota sobre Japón.

Conferencia de Teherán: Ante el nuevo curso que había tomado la guerra, los dirigentes de las potencias aliadas —Stalin, Roosevelt y Churchill — decidieron celebrar una reunión, en Teherán, capital de Irán, a finales de noviembre de 1943. En la Conferencia de Teherán, Stalin planteó dos asuntos cuya discusión daría la característica esencial de esta reunión: uno se refería a la insistencia soviética en la necesidad de que las fuerzas anglo estadounidenses abrieran un segundo frente de guerra en Europa occidental, y el otro a la conveniencia de establecer un acuerdo sobre el problema de las nuevas fronteras, es decir, de los territorios que corresponderían a cada uno de los Aliados una vez que el Eje fuera derrotado. Stalin logró que se le reconocieran los territorios ocupados de Polonia. También se firmó un acta provisional de Organización de las Naciones Unidas.

Por esas fechas (finales de 1943), tanto la aviación inglesa como la de Estados Unidos —cuya superioridad sobre la alemana ya se había hecho evidente— desencadenaron una gran ofensiva de bombardeo sobre Alemania y los territorios ocupados por este país, donde arrasaron varias ciudades importantes y ocasionaron serios daños a la industria bélica enemiga. Hitler a su vez realizó el ensayo de una serie de armamentos nuevos, aviones de reacción y cohetes teledirigidos, (las llamadas bombas V1y V2) con las que volvieron a atacar la ciudad de Londres; sin embargo, estas acciones alemanas no habrían de cambiar el curso de la guerra que ya se había  inclinado a favor de los Aliados.

EE.UU. e Inglaterra montaron un plan de ataque, y desembarcaron en las costas de Normandía, (Francia) último bastión alemán fuertemente defendido. El 6 de junio de 1944, conocido como el día -D- y hora -H-. 300.000 aliados desembarcaron en sus costas, fue la mayor invasión naval de la historia. Esta operación la dirigía en Gral. Británico Montgomery. Los aliados logran romper el cerco alemán y avanzan hacia Berlín, lo mismo que el ejército ruso.

Hitler está atrapado y decide suicidarse con un arma, su amante Eva Braun se envenena, el 30 de abril de 1945. Ambos cuerpos se incineraron en el subsuelo de la Cancillería. El 7 de mayo de 1945 los representantes del Estado alemán firman la capitulación sin condiciones, el Tercer Reich había sido derrotado definitivamente.

En Julio de 1945 se reúnen Churchill, Stalin y Truman en Postdam, cerca de Berlín para consignar un tratado final con los siguientes acuerdos: El principal tema fue la coyuntura de la Alemania vencida y su administración futura. Tomada la determinación de dividirla en cuatro zonas de ocupación, se estableció la existencia de un Consejo Supremo de Control compuesto por representantes de los territorios controlados por las potencias: Estados Unidos, Gran Bretaña, URSS y Francia. Viena, Austria y Polonia también sufrieron el mismo tipo de división.

Se buscó desarrollar un plan mediante el cual se llevara a cabo la reconstrucción de Alemania en forma democrática, devolviéndole al pueblo sus libertades civiles. Con el mismo propósito, se avanzó en la desmilitarización y en el saneamiento de los organismos administrativos, despojándolos de todo resabio nazi. La Gestapo, junto a las demás dependencias secundarías, serían eliminadas. También se dictaminó que los crímenes llevados a cabo por el régimen de Hitler serían castigados, como ocurrió posteriormente con los juicios de Nüremberg. Asimismo, las reparaciones por daños de guerra serían obtenidas por cada una de las potencias en las zonas de ocupación respectivas.

El 6 de agosto de 1945 EE.UU., por decisión de Harry Truman, arroja la bomba atómica sobre Hiroshima, 3 días después sobre Nagasaki, mueren más de 100.000 japoneses en segundos. El emperador Hirohito firma la rendición el 2 de septiembre de 1945 a bordo del acorazado Missouri. El Gral. MacArthur recibió los documentos de la rendición japonesa.

Actividades;

a)     Identificá los países que formaron los dos bloques enfrentados en la Segunda Guerra Mundial.
b)     Identificá los dos periodos en que se divide la guerra.
c)     Diferencia los tres frentes de combate del conflicto.
d)     Investigá y utilizá dos planisferios nº 5 para señalar los bloques y países afectados durante las dos etapas de la Segunda Guerra Mundial.
e)    Describí que establecen los tratados de Teherán y Postdam.

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

CAUSAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

"La   guerra, única higiene del mundo…"
“Manifiesto futurista”    

La gran guerra que estalló en 1939 fue el segundo conflicto que, iniciado en Europa, llegó a convertirse en una “guerra total”, porque incluyó a países de otros continentes e influyó indirectamente en los aspectos políticos, sociales y económicos en el resto del mundo, de manera similar a como sucediera con la Primera Guerra mundial  (1914-1918). Su origen podemos relacionarlo con los hechos ocurridos en el mundo durante los veinte años del periodo de entreguerras (1918-1939)
Hieoahima 

En primer lugar, la Segunda Guerra Mundial surgió del enfrentamiento entre tres ideologías que sostenían sistemas político—económicos opuestos: el liberalismo democrático, el nazi—fascismo y el comunismo soviético. Estos dos últimos sistemas, a pesar de ser contrarios entre sí, tenían en común la organización de un Estado totalitario y el culto a la personalidad de un líder carismático, características opuestas al liberalismo que propone la democracia como forma de gobierno y la libertad e igualdad de los individuos como condición para la vida en sociedad.

En segundo lugar estaban los problemas étnicos que, presentes desde siglos atrás, se fueron haciendo más graves cuando se modifican las fronteras  por el Tratado de Versalles, que marca el fin de la Primera Guerra Mundial, y  afectaron negativamente sobre todo a Alemania y a Austria —naciones pobladas por germanos— al achicarse de manera considerable sus territorios.  Este hecho fue determinante para difundir en esos pueblos el sentimiento de superioridad de la raza germana —identificada por Adolfo Hitler como “raza aria” de acuerdo con una idea desarrollada en la filosofía alemana del siglo XIX— frente a otros grupos” raciales”, principalmente los judíos que controlaban la economía capitalista, y quienes, según la perspectiva de los nazis, habían dividido a los pueblos germanos e interrumpido su desarrollo económico.

En tercer lugar, en la década de los años treinta la situación del mundo era muy distinta a la de 1914. A parte de los trastornos ocasionados por la crisis económica mundial iniciada en Estados Unidos, aún persistían los efectos devastadores de la Primera Guerra Mundial, que había producido una enorme transformación en todos los ámbitos de la vida humana y originado grandes crisis en prácticamente todos los países de la Tierra.

A semejanza de la Primera Guerra Mundial, la Segunda se presenta en dos fases:
a) Desde 1939 a 1941 cuando se desarrolla fundamentalmente en Europa y muestra una orientación favorable a las potencias del Eje.
b) Desde 1942 a 1945, cuando la guerra adquiere dimensiones mundiales y paulatinamente pasa a ser favorable a los países aliados encabezados por Gran Bretaña, EE.UU. y URSS.

Actividades:

a) Confeccioná mediante ítems una lista de las causas que provocan la Segunda Guerra Mundial.


DESCOLONIZACIÓN DE ÁFRICA


LAS INDEPENDENCIAS EN LA REGIÓN DEL MAGREB

Burguiba, líder del tunecino partido Neo-Destur (Nueva Constitución), planteó una estrategia negociada por etapas. Interrumpidas las negociaciones por el gobierno de París en 1951, la respuesta armada de los tunecinos llevó a que en 1954 Túnez obtuviera la plena autonomía política y en 1956 la independencia.

En Marruecos, el partido Istiqlal (Partido de la Independencia) trataba de conseguir la independencia bajo la soberanía del Sultán Mohamed Ben Youssef, que gozaba de poderes teóricos bajo la administración francesa. La tensión finalmente estalló con graves disturbios brutalmente reprimidos en Casablanca en 1952.

La respuesta francesa fue deportar al sultán a Magadascar lo que provocó la insurrección general (1954-1955). Finalmente los franceses tuvieron que ceder. El sultán, que pronto sería el rey Mohamed V, retornó triunfalmente en noviembre de 1955  y el reino de Marruecos alcanzó la independencia el 2 de marzo de 1956. La España de Franco no puso ningún impedimento para conceder la independencia en la zona norte que controlaba y cedieron a las nuevas autoridades de Rabat el control del conjunto del territorio.

El proceso de independencia en Argelia constituyó uno de los episodios más sangrientos del proceso descolonizador. La presencia de una fuerte minoría europea llevó a que el gobierno de París se negara a aceptar las demandas nacionalistas. La guerra de Argelia (1954-1959) fue un episodio enormemente traumático, tanto para la metrópoli como para la colonia. El enfrentamiento entre el Frente de Liberación Nacional (FLN) argelino y el ejército francés provocó que casi medio millón de argelinos musulmanes y 25.000 soldados franceses perdieran su vida en el conflicto.

 La gravedad de la situación llevó a que en Francia se llegara al borde de la guerra civil. La vuelta al poder de De Gaulle salvó al país del conflicto y trajo una nueva constitución para Francia. Con respecto a Argelia, De Gaulle, que llegó al poder como abanderado de la defensa de la "Argelia francesa", tuvo que ceder finalmente e iniciar negociaciones con el FLN. Los Acuerdos de Evian abrieron el camino a la proclamación de la independencia en julio de 1962.

EL DESPERTAR DEL ÁFRICA NEGRA

En muchos casos aquí la descolonización se realizó de forma progresiva y sin grandes problemas por parte de las metrópolis para su concesión.

En el África anglófona la figura pionera fue N'Krumah, quién consiguió la independencia para la antigua Costa de Oro que pasó a llamarse Ghana en 1957. El resto de las colonias se independizaran en el período 1960-1965.

Un caso particular es el de Rodhesia del Sur, territorio portugués rico en minerales, donde los colonos blancos declararon unilateralmente la independencia en 1965, estableciendo un régimen de apartheid, comparable al vigente en Sudáfrica. Hubo que esperar a 1979 para que fueran desalojados del poder y para que ese territorio alcanzara una verdadera independencia. En adelante se llamó Zimbabwe.

En el África francófona destaca la figura de Sedar Senghor, líder nacionalista senegalés. Aquí, pese a los intentos de agrupar a las colonias en una Comunidad Francesa, a partir de 1960 las colonias alcanzaron la independencia, estableciendo relaciones de cooperación con la  antigua metrópoli que en muchos casos son situaciones evidentes de neocolonialismo.

El caso del Congo belga nos muestra un ejemplo de descolonización convertido en drama. Nada más producirse la independencia en 1960 bajo la dirección de Patrice Lumumba, la rica provincia minera de Katanga proclamó su independencia dirigida por Moise Tshombé y con el apoyo de los colonos belgas. Tras una larga guerra civil, en la que Lumumba fue asesinado, el general Mobutu se convirtió en el dictador del país. Con la ayuda de los "cascos azules" de la ONU consiguió reintegrar a Katanga en el país. 

Todos estos jóvenes estados se agruparon en la Organización para la Unidad Africana (OUA), fundada en 1963. Su principal preocupación fue evitar los conflictos fronterizos y secesionistas que daban lugar a brutales guerras civiles como la de Katanga o la de Biafra que asoló Nigeria en 1966-1970. 

Uno de los grandes problemas africanos es que las fronteras fueron decididas en Londres o París, sin tener en cuenta la realidad tribal existente previamente. Tras la descolonización, los conflictos entre estados que no responden a realidades nacionales o las guerras civiles entre grupos étnicos o tribales dentro de un mismo estado se han convertido en una triste costumbre en el continente.

La última etapa descolonizadora tuvo lugar en los años setenta y afectó a las colonias ibéricas. España cedió precipitadamente el Sahara Occidental a Marruecos y Mauritania en 1975. La agonía de Franco aceleró un proceso en el que no se contó con la población saharaui. Un poco antes, la "revolución de los claveles" portuguesa precipitó la independencia de Angola y Mozambique. La descolonización de las colonias portuguesas se produjo en un marco internacional caracterizado por el recrudecimiento de la guerra fría, lo que explica en gran medida las largas guerras civiles que se abatieron sobre estos países, en especial en el caso de Angola.